El Tribunal Europeo de Derechos Humanos se pronuncia contra las reivindicaciones independentistas pro-catalanas sobre la manera en que España ha gestionado la secesión

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha fallado en contra de las figuras independentistas pro-catalanas después de que éstas presentaran una demanda en contra de España por su gestión de la campaña de independencia de la región en 2017.

El tribunal dictaminó que el Tribunal Constitucional español había actuado correctamente cuando suspendió el Parlamento catalán el 9 de octubre de 2017 después de que la administración del ex presidente Carles Puigdemont declarara su independencia de España. Puigdemont fue uno de los autores de la demanda contra el Tribunal Constitucional.

El tribunal falló en su contra, la ex presidenta del Parlamento catalán Carme Forcadell y otras 74 figuras políticas independentistas.

La suspensión era necesaria en las circunstancias por razones de seguridad pública y para defender el orden público, dictaminó el tribunal.

La decisión del Tribunal Constitucional español de suspender el Parlamento de Cataluña se produjo cuando los políticos de la región se preparaban para celebrar una sesión especial para declarar formalmente la independencia.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminó que la decisión del Tribunal Constitucional también era válida porque los políticos independentistas catalanes habían hecho caso omiso de una sentencia previa de Madrid que declaraba ilegal el referéndum de 2017.

Añadir comentario