El primer ministro y el embajador reaccionan ante el discurso de Theresa May

Simon Manley, embajador del Reino Unido en España, y el primer ministro Mariano Rajoy, han reaccionado al discurso que Theresa May pronunció el martes, en el que anunció los planes para la salida del Reino Unido no sólo de la Unión Europea, sino también del Mercado Único.

En una carta dirigida a los miembros de la Cámara de Comercio Británica en España, Manley resumió los puntos clave del discurso de Theresa May e invitó a los miembros a formular sus preguntas o comentarios con el fin de «mantener un diálogo sobre nuestra visión para el Reino Unido». La comunicación pretendía asegurar a los miembros que el Reino Unido era «un país más unido, seguro, próspero y tolerante que nunca, que se centra más que nunca en las relaciones exteriores». La carta añadía que la inversión española y el comercio bilateral «van a crecer».

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, reaccionó diciendo que los cuatro pilares de la libre circulación europea (personas, bienes, servicios y capitales) van de la mano y que la UE «no dejará que el Reino Unido los disocie».

Añadió que España actuará «con cautela», hasta mayo, cuando se ponga en marcha formalmente el artículo 50 y se refirió a los diferentes modelos de relaciones que existen entre la UE y países como Noruega, Suiza y Canadá. Instó a que el resultado final de Brexit sea, «lo más parecido posible», a la relación existente y que esté «dispuesto a un buen entendimiento» entre los dos países en el futuro.

El contenido del discurso de Theresa May fue la señal más clara hasta ahora de la dirección que el gobierno desea tomar con las negociaciones. Aunque la decisión de abandonar el Mercado Único fue vista como la «dura Brexit», que muchos temían, varios líderes empresariales clave dijeron que acogían con satisfacción el discurso como una aclaración largamente esperada de los objetivos del gobierno.

El discurso de 42 minutos incluyó 12 prioridades para el Reino Unido, una de las cuales es mantener los derechos de los ciudadanos de la UE en Gran Bretaña y de los ciudadanos británicos en la UE.

May dijo: «Queremos garantizar los derechos de los ciudadanos de la UE que ya viven en Gran Bretaña y los derechos de los ciudadanos británicos en otros Estados miembros, tan pronto como podamos», y añadió: «He dicho a otros líderes de la UE que podríamos dar a la gente la seguridad que desean de inmediato y llegar a un acuerdo de este tipo ahora».

Añadir comentario