Las Fuerzas Armadas españolas promocionan su primera mujer general

Más de 30 años desde que España permitió por primera vez el ingreso de mujeres en las Fuerzas Armadas, una mujer soldado ha sido ascendida a General por primera vez en la historia del país.

Patricia Ortega, de 56 años, de Madrid, iba a ver confirmado su ascenso hoy (viernes) cuando la líder de la defensa Margarita Robles lo propuso en el Consejo de Ministros previsto.

La licenciada en Ingeniería Agraria por la Universidad Politécnica de Madrid completó su formación y exámenes en marzo para convertirse en General, pero esto nunca garantiza el puesto, ya que sólo una de cada tres personas que pasan pasan a conseguir el ascenso.

Patricia comenzó en la Academia General Militar de Zaragoza en 1988, un año después de terminar sus estudios universitarios y el primer año en el que se permitió el alistamiento de mujeres.

Continuó su formación en la Escuela Politécnica Superior de las Fuerzas Armadas, especializándose en ingeniería eléctrica y de la construcción, después de salir de Zaragoza.

El futuro General se encuentra actualmente en el Instituto Nacional Técnico Aeroespacial, habiendo ascendido como Teniente Coronel y luego como Coronel.

Hija, nieta y hermana de soldados, casada y con tres hijos, Ortega dice que siempre quiso seguir los pasos de su familia y perseguir una «vocación de servicio público».

Pero dice que nunca le ha resultado más difícil su carrera por el hecho de ser mujer.

«Soy soldado, independientemente de mi sexo y, por lo tanto, he dejado atrás, me he sacrificado y abandonado al igual que el resto de mis colegas, hombres y mujeres», dice.

La última vez que el Coronel Ortega participó en un compromiso público con los militares fue el 8 de marzo de 2018 -Día Internacional de la Mujer el año pasado- para conmemorar el 30º aniversario de que se permitiera a las mujeres unirse a las Fuerzas.

En ese momento, como Coronel, era la mujer de más alto rango dentro de la Fuerza Nacional.

Pero lo que el Ejército ha logrado en esos 30 años es gracias a los esfuerzos de hombres y mujeres, destaca Patricia.

«Las mujeres somos tratadas como cualquier otro soldado, pero somos más que cualquier otro soldado», admite el coronel Ortega.

Instó a las instituciones militares a hacer un «esfuerzo real» para lograr la «excelencia» en la igualdad de género en las Fuerzas.

En la actualidad, sólo el 12,7% de los soldados españoles son mujeres, cifra que se ha mantenido más o menos constante desde 2006, aunque ha aumentado ligeramente desde 2012.

Sigue estando muy por debajo de la de otros países -en Francia, el 19% de los soldados son mujeres y en los Estados Unidos, el 14,5% son mujeres-, pero es considerablemente más alta que en algunas naciones occidentales, como Alemania y el Reino Unido, donde sólo el 9,3% y el 9%, respectivamente, son mujeres.

Y las mujeres soldado españolas han estado mucho menos tiempo que en muchos de sus países vecinos, lo que hace que esta cifra del 12,7% sea un logro encomiable.

La mayoría de las mujeres de las Fuerzas Armadas españolas forman parte de la tropa o de los servicios navales y, por lo general, en unos 12.500 casos, ocupan los rangos más bajos, mientras que alrededor de 1.400 son oficiales y suboficiales.

El Ejército español cuenta con 221 generales, todos hombres -que la próxima semana ascenderán a 222 con una mujer- más 1.043 coroneles, de los cuales sólo tres son mujeres, y 3.096, de los cuales sólo 16 son mujeres, según el Ministerio de Defensa.

Margarita Robles es la tercera ministra de Defensa de España, después de que el presidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero nombrara a la difunta Carme Chacón para el cargo, y su sucesor, Mariano Rajoy, del PP, cedió el cargo a su ex diputada María Dolores de Cospedal.

Añadir comentario