Pobreza en España

La pobreza amenaza en España

Es sorpréndete como España, siendo la quinta economía del mundo, pueda estar bajo riesgo de pobreza en la mayoría de sus habitantes. Para nadie es un secreto que la crisis que atravesó hace una década ha calado fuerte en los más desfavorecidos. A pesar de que hay gente que vive en riqueza, el porcentaje es inferior al 1% de la población.

La mala distribución del dinero y la brecha que hay entre los ricos y pobres, ha creado un clima de inseguridad entre los españoles. Más de la mitad de ellos sufren para poder llegar a fin de mes con lo que ganan. Los más afectados son los ancianos, mujeres y niños.

Los informes de organizaciones internacionales avalan que España sufre de dos problemas gravísimos, lo cual hace que su economía no mejore como lo son la vivienda y el desempleo. En los últimos años ha aumentado masivamente el número de migrantes lo que hace que el país sea propenso a otra crisis económica.

El desempleo un gran factor

Pudimos ver como el paro aumentó en el mes de enero en más de 90 mil españoles, estas son cifras de escándalo y que no se veían desde el año 2014 cuando la recesión estaba en su apogeo. Muchos ciudadanos han decidido migrar de provincias o inclusive del país.

Las empresas ya no pueden pagar los sueldos a sus empleadores, recortando los puestos de trabajo e impactando negativamente en la economía del país. Áreas como la agricultura y la construcción han caído enormemente estos últimos años dejando un mar de personas sin empleo.

Siempre a comienzo de año es que se nota muchísimo más la crisis de empleos en cualquier país, puesto que muchos contratos son anuales y al culminar Diciembre se entra en periodo de renovación o culminación del mismo. 

España no escapa de esta realidad, por lo que muchos trabajadores han tenido que reformular su profesión a una más demandante hoy día.

Los pobres son cada día más pobres

En este 2020 podemos asegurar de acuerdo a informes de organizaciones como la ONU, que en España más del 21% de la población está en riesgo de pobreza. Los ingresos generados por una persona ya están a tope con lo mínimo para vivir a fin de mes.

Inclusive hoy día, hay personas en poblaciones como Barcelona, donde muchos residentes no les alcanza el dinero para pagar la calefacción. Regiones como Extremadura tienen un ingreso por habitante muy por debajo del promedio en donde el dinero no alcanza para gastos imprevistos.

Esta situación trae más desigualdad porque muchas familias al ver que su sueldo no les alcanza para vivir, deben recurrir a préstamos y deudas que no pagarán en un futuro cercano y que heredarán sus hijos.

Mal distribución de las prestaciones después de la recesión

Con tanto que le costó salir de esa oscura época a los españoles, si bien los gobiernos de tránsito lograron mover las cadenas de la economía, fallaron en un punto muy clave, el cual se trata de poder redistribuir las prestaciones a los más desfavorecidos.

Realmente quienes se han estado beneficiando del crecimiento del país y de ser la quinta mejor economía de Europa. Seguramente ni las poblaciones más humildes, hasta que no se tomen medidas reales para ayudar a los más desprotegidos, como lo son personas de la tercera edad, mujeres y migrantes no veremos una España próspera.

Ese debería ser el objetivo principal de este nuevo gobierno, si realmente quieren sacar a la gran mayoría de los españoles en este terreno tan oscuro.

Es importante que se alce la voz y que los ciudadanos pongan como prioridad al gobierno de curso que tome medidas que mitiguen realmente el crecimiento de la pobreza en España.

Añadir comentario