La ola de calor llega a España, con 32,5ºC en partes de Mallorca antes de las 9 de la mañana

Una ola de calor comenzará hoy a afectar a más de un tercio de la España peninsular y de las Islas Baleares. Se trata de la décima ola de calor registrada desde 1975, y es el mismo fenómeno meteorológico que está afectando al resto de Europa Occidental.

Las temperaturas, que llevan subiendo desde el sábado, se incrementarán hoy en prácticamente toda España, según Fernando García, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

AEMET también ha advertido que las temperaturas nocturnas aumentarán, con las llamadas «noches tropicales» previstas.

En el norte del país el mercurio aumentará en 2ºC en general, mientras que el aumento será más notable -entre 3ºC y 5ºC- en el norte de Castilla y León, Asturias, Cantabria y el País Vasco.

Según AEMET, las altas temperaturas fueron notables a primera hora de la mañana, con 32,5ºC en Banyalbufar, en la isla balear de Mallorca, a las 8,50 horas. En Andratx, también en Mallorca, los termómetros mostraban 32,1ºC a las 9 de la mañana. En tercer lugar se encontraba Arenys de Mar, en Barcelona, que registraba una temperatura de 31,3ºC a las 9,30 horas.

AEMET también ha advertido que las temperaturas nocturnas aumentarán, con las llamadas «noches tropicales», es decir, con temperaturas mínimas de 20ºC en muchas zonas. Partes del sur y centro de la península pueden esperar más de 25ºC en las próximas noches.

Ya se han declarado alertas naranjas en Zaragoza, Navarra, La Rioja, Vizcaya y Gipuzkoa. Este nivel de alerta meteorológica denota «fenómenos inusuales y con un cierto nivel de peligro para las actividades habituales», con advertencias al público para que esté atento a los consejos de las autoridades.

Un total de 18 provincias también están en alerta amarilla, la más baja de las tres. Se trata de Granada, Jaén, Huesca, Teruel, Cantabria, Albacete, toda la región de Castilla-La Mancha, Burgos, Soria, toda Cataluña excepto Tarragona, Madrid, Baleares y Álava. Una advertencia amarilla indica que no hay riesgo para la población en general, pero sí para los miembros vulnerables de la población, como las personas mayores, los inválidos y los niños. Las recomendaciones incluyen evitar los deportes o trabajar bajo el sol en las horas más calurosas del día.

El viernes, sábado y domingo serán los peores días de la ola de calor, con hasta 44ºC esperados.

PORTAVOZ DE AEMET FERNANDO GARCÍA

El peor tiempo aún está por llegar, y se esperan nuevas subidas el jueves. «Los aumentos continuarán», explica García, con 3ºC o 4ºC más en el norte de Castilla y León, «así como 14 provincias que se dirigen hacia una alerta meteorológica naranja: Aragón, Toledo, Burgos, toda Cataluña excepto Tarragona, Madrid, Navarra, La Rioja y el País Vasco. Se emitirán alertas amarillas para Córdoba, Granada, Jaén, Cantabria, el resto de Castilla-La Mancha, Ávila, Palencia, Segovia, Soria, Valladolid, Tarragona, Extremadura y las Islas Baleares.

El pico de la ola de calor llegará el fin de semana. «El viernes, el sábado y el domingo serán los peores días de la ola de calor, con una temperatura prevista de hasta 44ºC, y de 42ºC con seguridad», advierte García, quien añade que las altas temperaturas durarán al menos hasta el lunes o el martes. El experto añade que el viernes se podrían ver advertencias rojas, que denotarían un riesgo extremo con fenómenos que conllevan un riesgo muy alto para los ciudadanos en general.

Gran parte de la península y de las Islas Baleares tendrán temperaturas superiores a los 35ºC a partir del viernes, lo que supone una diferencia de 5-10ºC respecto a la media de esta época del año.

Añadir comentario