La Capitán Carola Rackete liberada

El capitán de barco alemán que desobedeció las órdenes de no atracar en Italia mientras transportaba inmigrantes rescatados del Mediterráneo ha sido absuelto.

Un tribunal italiano la declaró inocente de poner en peligro vidas humanas después de que el buque chocara con una lancha patrullera en un muelle.

Carola Rackete, que trabaja para una organización benéfica, dijo que su única preocupación era el bienestar de los migrantes que habían estado en el mar durante más de dos semanas.

La joven de 31 años todavía se enfrenta a posibles cargos por ayudar a la inmigración ilegal.

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, dijo que el incidente fue un «acto de guerra» de un «pirata» y un «forajido».

El gobierno de Italia ha adoptado una postura firme para tratar de tomar medidas drásticas contra los barcos de rescate de inmigrantes que entran en aguas italianas.

El 12 de junio, el barco de la Sra. Rackete rescató a 53 migrantes que se encontraban a la deriva en una balsa inflable en el mar Mediterráneo, frente a las costas de Libia.

A pesar de que las autoridades italianas permitieron posteriormente el desembarco de 13 personas por razones de salud, esto condujo a un parón de dos semanas, ya que la Sra. Rackete trató de poner a salvo a los pasajeros restantes.

Finalmente se negó a obedecer a un buque militar y navegó hacia la isla italiana de Lampedusa, lo que la llevó a ser detenida el sábado.

La Sra. Rackete fue aclamada y aplaudida por los partidarios fuera de la corte en la ciudad siciliana de Agrigento. En Alemania han tenido lugar manifestaciones para pedir su liberación.

No hay elección
La Sra. Rackete, que era consciente de que entrar en aguas italianas podía tener graves consecuencias, dijo que su decisión no era «un acto de violencia», sino simplemente un intento de llevar a la gente «exhausta y desesperada» a tierra firme.

Dijo que desobedeció las órdenes porque algunos migrantes habían empezado a lastimarse a sí mismos y temía que el empeoramiento de la situación después de días en el mar pudiera «llevar a suicidios».

La Sra. Rackete dijo que no pretendía poner a nadie en peligro y que había cometido un «error de juicio» al calcular la posición de la lancha de la policía en la que se había metido mientras atracaba.

Tras su comparecencia ante el tribunal el lunes, su abogado Alessandro Gamberini dijo que el incidente no fue en absoluto «extraordinario» y que creía que su cliente tendría razón.

En una declaración previa a la decisión del martes, la Sra. Rackete dijo que el trato a las personas rescatadas en el mar era «inhumano, inaceptable y probablemente contrario a todas y cada una de las constituciones[de los gobiernos europeos] que pretenden representar».

«Es una vergüenza para ambas palabras: Europa y la Unión…. ni una sola institución europea estaba dispuesta a asumir la responsabilidad, hasta que yo mismo me vi obligado a hacerlo».

La portavoz de Sea-Watch, Giorgina Linardi, dijo que la Sra. Rackete «se quedó sin elección» y «se sacrificó para traer gente a tierra».

¿Quién es Carola Rackete?
La «mujer rica, blanca y alemana» que irritó al Sr. Salvini tiene un título náutico y estudió ciencias ambientales en el Reino Unido.

Ha participado en expediciones, tanto para organizaciones de investigación como para el grupo ecologista Greenpeace.

Más tarde, la Sra. Rackete se unió a Sea-Watch, una asociación no gubernamental que lleva a cabo misiones de rescate en el Mediterráneo.

Ahora una heroína de izquierdas, tiene muy poca presencia en los medios sociales, excepto para publicar actualizaciones en video de la misión de rescate en Twitter en las últimas semanas.

En una de las últimas publicaciones del grupo, la Sra. Rackete entrega un mensaje grabado: «He decidido entrar en el puerto, que está libre por la noche, por mi cuenta.»

Añadir comentario