coche volador

Qué se sabe sobre el coche volador

El coche volador ha sido el sueño de muchas personas que se han visto atascadas en el tráfico. Desde principios del siglo XX se patentó uno de los primeros intentos de convertir ese sueño en una realidad. 

El Autoplano, un híbrido entre avión y automóvil, nació en 1917 en la mente de Glenn Curtis y aunque nunca llegó a volar, realmente fue uno de los primeros intentos concretos de acoplar alas, un timón y una hélice a un coche normal.

Desde entonces, muchos han sido los proyectos de coches voladores o capaz de levitarse que se han intentado, pero sin mayor éxito; bien sea por el excesivo gasto de combustible, la polución sonora que generan estos sistemas o sistemas de hélices y alas, sin contar con los altos costos de producción de estos vehículos que los convierten en una inversión poco práctica.

Historia del coche volador

Contando el Autoplano de Glenn Curtis como el primer proyecto de coche volador, desde 1917 han visto la luz también el Aeromóvil de Waldo Waterman en 1937, el Aerocar de Robert Fulton diseñado en 1949, el Aeroplano PL 5C ideado por el italiano Luigi Pellarini de 1951.

El Autoplane de R. Lebordeu se diseñó en 1952 basándose en el coche Vespa 400 añadiéndole accesorios que le permitían volar. El Ford Pinto de 1973 que logró después de muchos intentos remontar el vuelo con accesorios similares; siempre se ha utilizado el mismo concepto y diseño para crear un híbrido de auto y avión.

Varios proyectos y diseños de finales del siglo XX, finalmente han llevado a los ingenieros a lograr producir un coche volar impulsado por hélices.

Al tener un ángulo de rotación de hasta 90º, logra una ascensión vertical y un desplazamiento horizontal para navegación aérea, que sin ser demasiado prácticos son bastante aerodinámicos: el Haynes Aero Skyblazer, el X-Hawk, el Terrafugia, el iCar 101, el Aeromóvil y el Pal-V.

El coche volador sale a la venta

La empresa Pal-V, ha puesto a la venta el primer coche volador cuyo nombre es Liberty, este coche tiene un diseño italiano,  cuenta con ingeniería holandesa y se puede señalar como el primer coche volador en el mercado. 

Con sólo 90 ejemplares en venta, está disponible en dos versiones: Pioneer, que tiene un precio de venta de unos 600 mil dólares, y la versión deportiva, cuyo precio de venta es de aproximadamente 400 mil dólares.

Este coche volador puede transportar a dos pasajeros y alcanza una velocidad de hasta 160 kilómetros por hora, con su motor de 100 caballos de fuerza, se puede comprar por encargo en varios países. 

Está siendo comercializado después de ser exhibido en la semana del arte de Miami en los Estados Unidos como parte de la muestra de arte contemporáneo.

Ya se han vendido 70 ejemplares de este coche volador, considerado un vehículo de aterrizaje personal, pudiéndose utilizar cualquiera de los 10.000 aeródromos de Europa y desde allí sus tres ruedas lo llevarán cómodamente a su destino. 

El primer coche volador puede volar a 320 kilómetros por hora y alcanzar los 12 mil 500 pies de altura con ayuda de sus hélices retráctiles aéreas y traseras. Este vehículo tiene un potente motor que funciona con gasolina y cuenta con una autonomía de vuelo de hasta 500 kilómetros.

El futuro del coche volador

El futuro del coche volador es el Pop.UpNext, que es un vehículo eléctrico que se parece a una cabina telefónica con cuatro ruedas y tres rotores que le permiten elevarse, está diseñado para ser un transporte colectivo, es decir, no está pensado como un vehículo para el uso particular. 

La parte voladora de este coche volar está siendo diseñada por Airbus, mientras que Italdesing de Wolkswagen, se encarga del desarrollo de la cabina y su módulo de conducción vial, con base en tecnología que utiliza Audi para la conducción autónoma.

El proyecto está avanzando y se espera que las primeras pruebas de vuelo se realicen en el 2022, se espera que este tipo de transporte sea de utilidad en los traslados nocturnos y para el transporte de pacientes en emergencias.

Añadir comentario