Todos los comercios cobrarán entre 5 y 30 céntimos por cada bolsa de plástico a partir de enero de 2018

00 7

 

Todos los comercios españoles independientemente de su tamaño tendrán prohibida la entrega gratuita de bolsas de plástico a los consumidores en sus puntos de venta a partir del 1 de enero de 2018, y estarán obligados por ley a cobrar un precio mínimo que oscilará entre los 5 y los 30 céntimos de euro, dependiendo del espesor y el material de la bolsa.

Así lo recoge el proyecto de Real Decreto de Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, cuyo objetivo es cumplir con la directiva europea de 2015 que pretende rebajar el consumo de bolsas de plástico ligeras no biodegradables. Actualmente, la mayor parte de las cadenas de supermercados, hipermercados y grandes superficies cobran ya por las bolsas, aunque estrictamente no existe ninguna prohibición formal al respecto.

Cuando entre en vigor la norma en 2018, con un año de antelación sobre la fecha que fija la directiva comunitaria, ninguna tienda podrá entregar bolsas con las mercancías vendidas (con algunas excepciones) y los incumplimientos serán sancionados con multas.

Estos son los aspectos claves de la nueva legislación que prepara el Gobierno y que debe pasar aún por el Parlamento para su tramitación y enmienda, antes de que entren en vigor. El objetivo del borrador de real decreto es incorporar al ordenamiento jurídico español una Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2015.

Bolsas oxodegradables y compostables. Las bolsas oxodegradables son aquellas que no se degradan en el medio ambiente sino que, debido a sus aditivos, se fragmentan en micropiezas, con el consiguiente perjuicio para los suelos, el agua y los organismos al mantenerse en el medio ambiente el plástico pero en partículas diminutas. En el lado opuesto, están las bolsas compostables que, no solo son biodegradables, sino que se pueden usar como abono orgánico (compost).

Excepciones. Los comercios podrán seguir entregando gratis bolsas muy ligeras (con un espesor inferior a 15 micras) “que sean necesarias por razones de higiene o que se utilicen como envase primario para contener alimentos a granel a efectos de prevenir el desperdicio alimentario”. Por ejemplo, las que se usan para la fruta a granel.

Consumo en España. De acuerdo con los datos proporcionados por el sector, en España se pusieron en el mercado en 2014, unas 62.560 toneladas de bolsas de plástico de menos de 50 micras (6.730 millones de unidades) y unas 4.670 toneladas de más de 50 micras (158 millones de unidades). Cada español consume de media 238 bolsas al año.

Reciclaje. La tasa actual de reciclaje de las bolsas de plástico en España no alcanza el 10%. En torno al 40% de las bolsas se incineran pero aún una de cada dos bolsas se envía a los vertederos. Otra de las medidas que se han tomado ha sido el uso de las bolsas de papel, que suponen ya el 36%. Alrededor del 65% de los comercios españoles utilizan ya bolsas de papel, de las que se recicla un 74%.

Fuente

 

 

 

Etiquetas:

Categorías: Naturaleza y Medio ambiente