Un Ministerio podrido

00 3

 

José María Izquierdo

 

A veces hay que leer algunas noticias tres veces para dar crédito a tanto delirio. Dice el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, que se han perdido varios informes. Y señala cuáles son: el caso Marta del Castillo, el caso Faisán… ¡y el 11-M! Les recuerdo: 192 muertos.

Y a continuación de tal desastre, la confesión de que nadie sabe dónde andan esos informes que un director adjunto Operativo de la Policía había preparado para el anterior ministro, Jorge Fernández-Díaz, el titular de Interior no anunció que no vamos a dejar papel sobre papel, fichero sobre fichero, pendrive sobre pendrive sin revolver para encontrar esos informes, al tiempo que rodarán todas las cabezas que hagan falta para depurar un ministerio podrido, donde campaban la policía patriótica, el comisario Villarejo y las medallas regaladas a vírgenes y marhuendas.

El exministro Fernández-Díaz está convaleciente de una dura enfermedad. Pero un Gobierno no puede dejar impune y sin explicaciones el caos y el bochinche de un departamento tan sensible como el Ministerio del Interior.

Si faltan esos informes, ¿qué otros habrán desaparecido? ¿Qué garantías puede darnos el Gobierno del PP de que no hay por ahí, sometidos a la puja de delincuentes otros dosieres que exigían reserva? ¿A qué insensatos o a qué forajidos hemos pagado todos estos años en ese Ministerio?

 

Etiquetas: ,

Categorías: Noticias, Opinión, Política