Un magistrado del Supremo pone en duda que el machismo esté detrás de la violencia de género

24

 

Antonio Salas, magistrado de la sala Civil del Tribunal Supremo, pone en duda que el origen de la violencia de género sea el machismo sino “la dificultad de convivencia, la maldad de muchos seres humanos y la diferencia de fuerza física”. Así lo ha defendido en varios comentarios en Twitter, en los que afirma que “no se puede generalizar sobre las causas” de la violencia machista y añade que “si la mujer tuviera la misma fuerza física que el hombre, no pasaría esto”.

Cuando le recomiendan que lea el Preámbulo de la Ley Integral de Violencia de Género -donde se recoge que la violencia machista se dirige a las mujeres por el hecho de serlo y por ser consideradas como personas carentes de derechos por sus agresores-, Salas responde que le gusta más “el artículo 14 de la Constitución”, en referencia al artículo que ampara la igualdad de todos los españoles ante la ley.

Ante la intervención a través de la red social de Teresa Franco, delegada de la Mujer de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), que argumenta que no se trata de una cuestión de biología, sino que los asesinos “aprendieron que tienen poder sobre las mujeres y son machistas”, contesta: “O sea que se pega y se mata por un problema educacional, no porque se sea intrínsecamente malo. No lo creo así”.

 

 


 

El magistrado también defiende la igualdad de penas con independencia del sexo del agresor, es decir, eliminar las agravantes por violencia de género incluidas en el Código Penal cuando es el hombre el que agrede a su pareja o ex pareja femenina: “Tengo derecho a equivocarme y a pensar que si es una mujer la maltratadora debe castigársele igual”. En ese sentido, en diciembre de 2015 defendió que se tipificase de la misma manera y se aplicase abuso de superioridad por mayor fuerza.

Tras la interpelación de la cuenta de la Asociación de Mujeres Juezas a través de Twitter para pedirle como magistrado mayor concienciación y formación, Salas replica que no cree que la necesite: “¿Pero por qué consideráis que no estoy concienciado y formado? ¿Solo si se está de acuerdo con la verdad oficial? ¿No deben contrastarse opiniones?”.

Continúa asegurando que “siempre” ha respetado igual a mujeres y a hombres. “Pero tengo preferencia por las primeras. De nacimiento”.

Este martes ha utilizado de nuevo las redes sociales para reiterar su postura. Ahora sostiene también que “algunas mujeres, aunque muchas menos” niegan a los hombres el derecho a pensar, decidir y poseer, según su experiencia en los juzgados. Aunque, prosigue, existe “mucha cifra negra porque el hombre no denuncia”.

Fuente

 

Etiquetas: ,

Categorías: Igualdad, Opinión