La estación de esquí Baqueira-Beret tiene que llevar nieve a las pistas en camiones y helicópteros

27

 

La estación de esquí de Baqueira-Beret, en el Pirineo catalán, necesita nieve para conectar los telesillas de sus pistas, pero ni nieva ni con los cañones de nieve artificial pueden solucionar el problema. Desde principios de diciembre, sus usuarios se han encontrado con la curiosa imagen de camiones y helicópteros trasladando sacos llenos de nieve de cotas altas a las cotas más bajas de la estación.

La larga falta de precipitaciones está afectando a las estaciones de esquí de toda Europa, no solo a las del Pirineo. En Austria, Suiza y Alemania se están reproduciendo las mismas imágenes que en Baqueira: sacos llenos de nieve que camiones dejan a pie de pistas para que los operarios de la estación la utilicen para crear estrechos corredores de nieve por los que los esquiadores puedan avanzar. Baqueira-Beret ya aplicó este sistema en 2015 pero durante esta temporada los vuelos de helicópteros con los sacos y el tránsito de camiones se ha convertido en un hecho más repetido.

Esta práctica no se aplica en las otras cinco estaciones que gestiona Ferrocarriles de la Generalitat (FGC). La portavoz de FGC Marta Casanova explica que “por las condiciones de nuestras estaciones y su morfología, el hecho de sacar nieve de un lado para ponerla en otro no nos beneficia en nada. Cuando nieva, toda la estación queda cubierta y cuando no nieva, la nieve que tenemos acumulada en cotas altas no es suficiente como para tomarla y trasladarla a cotas bajas”. Otro recurso para contar con nieve en inviernos especialmente secos, y que se está aplicando en Austria, Suiza o Finlandia, es el snow farming (cultivo de nieve), acumulación y generación de nieve que se almacena durante el año a temperaturas bajas.

El Departamento del Territorio y Sostenibilidad precisa que desplazar nieve es una práctica legal si se limita al espacio natural concedido a la estación. Fuera de este territorio, Baqueira no puede extraer nieve. La empresa no ha querido explicar el procedimiento de extracción y transporte de la nieve. La estación tiene un grueso mínimo de nieve, de entre 10 y 30 centímetros. El Valle de Arán no ha tenido prácticamente ninguna precipitación durante noviembre y diciembre.

Fuente

 

Etiquetas: ,

Categorías: Naturaleza y Medio ambiente