Las bodas católicas, en mínimos históricos: sólo el 22% en España se casan por la Iglesia

01

 

La Iglesia Católica ha perdido su relevancia en la sociedad española. Cada vez menos parejas eligen esta institución para contraer matrimonio, tanto en términos absolutos como en porcentaje de los enlaces que se celebran en España.

La situación es catastrófica. En 20 años, España ha pasado de ser un país mayoritariamente católico a que la Iglesia ocupe un papel irrelevante en la sociedad. Ya ni para el folklore: Los datos hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística son descorazonadores.

1482162082_252517_1482169059_sumario_normal
Evolución del número de matrimonios
Año 2000. Se celebraron en España 216.451 matrimonios. De ellos, tres cuartas partes, más del 75%, por la Iglesia Católica. Año 2015. Se celebran en España 168.910 matrimonios. De ellos, los matrimonios no llegan a los 50.000. Menos de un tercio de los enlaces son por el rito católico.

Los datos de algunas provincias: si bien quedan provincias como Córdoba, con un 43% de bodas católicas, en Barcelona sólo el 10,5% eligen a la Iglesia Católica para sellar su alianza matrimonial. En Tarragona no llega al 12% y en Vizcaya alcanza el 12,3% de los enlaces. No hablemos ya de Ceuta, donde de 253 bodas celebradas, sólamente 10 fueron católicas.

Al descenso estrepitoso de las bodas católicas se suma el dato fiscal: sólo un tercio de los contribuyentes deciden apoyar con la X a la Iglesia Católica, a pesar de que no hacerlo no les supone pagar menos impuestos. ¿Y la asistencia a la Eucaristía dominical? El CIS cada vez muestra una España más secularizada, en la que son minoría quienes acuden cada domingo a Misa.

Si continúa este ritmo de descenso, en unos años las estadísticas ya ni reflejarán las bodas católicas, como hoy no reflejan las bodas por el rito hindú. Y mientras tanto, ningún plan, ninguna estrategia, sólo millones de euros en medios de comunicación del politiqueo, y documentos programáticos de la Conferencia Episcopal que sólamente leen un puñado de sacerdotes, entregados a la causa burocrática.

Fuente

 

Etiquetas: ,

Categorías: Sociedad