4 de enero, el día en que los principales ejecutivos británicos ya ganaron más que sus empleados en todo 2017

12

 

Imagínate si al cuarto día del año ganaras todo tu salario de doce meses. Algo así ocurrió este miércoles al mediodía, cuando los altos ejecutivos de las principales compañías británicas consiguieron ingresos equivalentes al sueldo anual total de un empleado promedio. Eso significa que los directivos de las compañías FTSE-100 -como se llama a las cien principales empresas que cotizan en Bolsa de Valores de Londres- podrían técnicamente dedicarse ya a descansar por el resto del año si fueran a vivir con el mismo dinero que ganan sus subordinados.

Lo llaman el “miércoles del gato gordo” (en inglés, fat cat Wednesday): con esa analogía animal se conoce informalmente a quienes están a cargo de una gran empresa y tienen el poder de aumentarse su propio salario, según la definición del diccionario de Cambridge.

Distintas organizaciones usan la figura del “gato gordo” para llamar la atención sobre las rampantes desigualdades en el ingreso. “Los cálculos no pretenden hacer el regreso al trabajo más duro de lo que ya es (después de las fiestas de fin de año)”, asegura Stefan Stern, director de la organización High Pay Centre, que está detrás de la campaña de denuncia. “Pero el ‘miércoles del gato gordo’ es un recordatorio importante de un problema de desigualdad en la retribución que se mantiene”, dice.

Según el High Pay Centre, un think tank independiente y no partidario creado para monitorear la distribución del ingreso en Reino Unido, al 4 de enero estos altos ejecutivos ya habrán percibido, calculando jornadas de 12 horas, los 34.572 dólares del actual salario británico promedio. Las matemáticas indican que la relación entre la paga que recibe un director ejecutivo de una empresa FTSE-100 y la de un empleado es de 129 a 1, según datos salariales de 2015.

Según señala el think tank, que ha hecho estas correlaciones durante los últimos tres años, el salario de los más altos ejecutivos se ha incrementado hasta rozar una media de casi 5 millones de dólares al año. En 2010, ese promedio era de 4,1 millones de dólares, una mejora del ingreso anual de casi 18%.

Fuente

 

Etiquetas: ,

Categorías: Economía