Madonna arremete contra la misoginia: “Puedes vestir como una zorra, pero siempre que no sea iniciativa tuya”

30

 

“Me forjé como artista teniendo como musa a David Bowie, que encarnaba lo masculino y lo femenino a la vez, y él me hacía creer que no había normas. Me equivoqué. No hay normas si eres un hombre. Si eres una mujer se te permite ser guapa, mona, sexy, pero si no te pasas de lista. Se te permite ser mujer objeto para los hombres y vestir como una zorra, pero siempre y cuando esa actitud no sea iniciativa tuya. Tienes que ser lo que los hombres esperan que seas”.

Es parte del discurso que pronunció Madonna la pasada semana al recibir el premio Mujeres en la Música, de Billboard, en el que sus primeras palabras ya anunciaban sus intenciones: “Gracias por reconocer mi capacidad para continuar con mi carrera durante 34 años enfrentándome a la misoginia, el sexismo, y el acoso y abuso continuos”, dijo la cantante.

La reina del pop eligió la discriminación por ser mujer como el eje de su mensaje, algo que en los últimos años se habría incrementado por el hecho, según sus palabras, de hacerse mayor. “Envejecer es un pecado. Serás criticada, vilipendiada y definitivamente no te pincharán en la radio”, denunciaba la cantante apuntando a los jefes de la industria del entretenimiento como responsables de esta desigualdad.

La reina del pop argumentó la presunta misoginia en la industria musical a través de su trayectoria, marcada por su mensaje sexual y provocativo. “Me forjé como artista teniendo como musa a David Bowie, que encarnaba lo masculino y lo femenino a la vez, y él me hacía creer que no había normas. Me equivoqué. No hay normas si eres un hombre. Si eres una mujer tienes que jugar un juego. En él se te permite ser guapa, mona, sexy, pero si no te pasas de lista. Se te permite ser mujer objeto para los hombres y vestir como una zorra, pero siempre y cuando esa actitud no sea iniciativa tuya y no te pertenezca. Y por supuesto ni se te ocurra compartir con el mundo tus propias fantasías sexuales. Tienes que ser lo que los hombres esperan que seas, y sobre todo, sé aquello con lo que las mujeres se sientan cómodas respecto a los hombres alrededor”, declaró sin tapujos.

Las críticas a su discurso se han centrado en resaltar que ella ha tenido una de las carreras más exitosas de la historia y la que no ha parado de provocar con el tema del sexo, por lo que no tiene motivos para quejarse. Realmente Madonna no protesta por haber sido una fracasada, sino por el cúmulo de críticas y campañas misóginas en su contra. Desde una asociación de padres estadounidenses que pidió en 1984 la prohibición de sus videoclips cuando vestía con lencería hasta su detención en Toronto en 1990 por tocarse la ingle durante una actuación o el escarnio generalizado en los medios tras la publicación de su libro de fotografías Sex en 1992.

“Me convertí en la puta y la bruja del mundo, y pensé, un momento, ¿no va Prince por ahí enseñando el culo con un traje de media de rejilla? Sí, lo hacía, pero él era un hombre”. Quienes defienden su discurso señalan que ni David Bowie ni Prince han tenido que soportar campañas parecidas a las que ha tenido Madonna,

La cantante terminó con un mensaje a las mujeres. “Debemos apreciar nuestra propia valía y la de otras mujeres, buscad a mujeres fuertes, convertíos en sus amigas, alinearos junto a ellas, aprended de ellas y dejad que os inspiren”.

Fuente

 

Etiquetas: , ,

Categorías: Cultura, Igualdad