Maroto cobra dedicación exclusiva del Ayuntamiento de Vitoria, pero apenas va al consistorio

0000 16

 

Javier Maroto es el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Vitoria pero los datos de su actividad confirman que le está resultando muy complicado hacer frente a esa responsabilidad por su presencia en Madrid como miembro de la dirección nacional del partido. Solo ha asistido a tres de las juntas de portavoces celebradas en esta legislatura y a otras tantas de las 148 comisiones municipales convocadas. Pero cobra dedicación exclusiva.

Una de las principales tareas de un portavoz de un grupo municipal es asistir a las juntas de portavoces de todas las formaciones para dirimir cuestiones urgentes, asuntos puntuales o los órdenes del día de los plenos del Ayuntamiento. Maroto solo ha acudido a tres de las 40 juntas de portavoces que a lo largo de esta legislatura se han convocado hasta el mes de abril en el Consistorio: un 7,5% del total. El nivel de asistencia cambia, sin embargo, si nos referimos a los plenos del Ayuntamiento: Maroto ha acudido a 20 de los 22 convocados, el 90%.

La cifra vuelve a caer en relación con las comisiones municipales que se han reunido en el Ayuntamiento. Solo ha acudido a tres. La última de ellas, el debate de los impuestos del pasado 30 de octubre. Hay que matizar que Maroto no es concejal titular en ninguna de las comisiones municipales (es el único portavoz de la oposición en esta situación), pero es suplente en todas. Es decir, no está obligado a acudir a esas comisiones pero puede hacerlo si lo considera oportuno. De las 148 convocadas hasta el 12 de mayo, solo ha asistido a tres.

El debate sobre el nivel de asistencia de Maroto en el Ayuntamiento de Vitoria lo abrió el propio vicesecretario del PP cuando anunció que iba a renunciar al 40% de su sueldo, dado que dedicaba una parte importante de su trabajo a estar en Madrid como vicesecretario sectorial del PP.

Sin embargo, Maroto no ha hecho efectiva esa rebaja de sueldo y sigue cobrando en dedicación exclusiva por parte del Ayuntamiento de Vitoria. Según la normativa municipal, si Maroto se rebaja el sueldo tiene que renunciar a la dedicación exclusiva y, por tanto, a la portavocía del PP en el Consistorio gasteiztarra. Y el concejal popular no quiere renunciar a seguir siendo portavoz del PP en Vitoria.

Recientemente, Maroto trasladó al resto de grupos municipales una propuesta para cambiar la normativa y que se le permita seguir siendo portavoz del PP a pesar de renunciar a la dedicación exclusiva y parte de la nómina municipal. Los grupos, especialmente EH Bildu, le recordaron que aquella normativa se aprobó por unanimidad en junio y que no hay razones para cambiarla.

Fuente

 

Etiquetas:

Categorías: Política