Diez escenas de sexo para encender una noche cualquiera, incluso en ‘San Capullín’

Parece que la película ’50 sombras de Grey’ ha decepcionado al personal, que esperaba quizá más dosis de carne en la pantalla. Nadie pone en duda que una buena escena de sexo es muy saludable para alegrar el cuerpo. Con en simple objetivo de poner algo de calor en estos días tan fríos, aquí va una breve galería de escenas eróticas que pueden encender la piel y lograr un ambiente excitante. El mejor regalo para ‘San Capullín’.

Eyes Wide Shut (1999)


Tom Cruise y Nicole Kidman, simulando el matrimonio de los Harford en el filme, parecen vivir una vida feliz que en realidad no lo es tanto. Cuando Alice (Kidman) le cuenta a William (Cruise) que estuvo a punto de dejarle al fantasear con un desconocido en una fiesta, este se introduce en una espiral de sexo y hedonismo sin límites. Un retrato oscuro sobre los deseos ocultos que habitan en el subconsciente de las personas.

La película es puro voyeurismo. Hay orgías, fantasías irrealizables y peligrosas, pero sobre todo observación. Es el caso de los planos en los que el director, Stanley Kubrick, muestra a Nicole Kidman en su más profunda y cotidiana intimidad.

Black Swan (2010)


La obra supuso un antes y un después en la carrera de Natalie Portman. Ganó el Oscar a la mejor actriz en el 2010 y estuvo nominada a varios premios más. Cisne Negro cuenta la historia de Nina, una bailarina de ballet fuertemente reprimida por su madre y que será la elegida por el director artístico de su compañía para ser la protagonista de ‘El lago de los cisnes’. Pero Nina pierde la cabeza cuando una nueva compañera, Lily (Mila Kunis), compite con ella por el papel principal.

No es una película erótica, aunque contiene algunas escenas de sexo. La mejor, Natalie Portman masturbándose. Sin enseñar carne, representa a la perfección la relación de amor / odio que la protagonista tiene consigo misma y con su nueva compañera.

La vida de Adèle (2013)


Basada en la novela gráfica ‘Le bleu est une couleur chaude’, cuenta la historia de Adèle (Adèle Exarchopoulos), una adolescente en pleno descubrimiento sexual. Cuando conoce a Emma (Léa Seydoux), su vida da un giro de 180 grados.

La sensación de dejar retratada a la perfección la vida de una pareja del mismo sexo, estereotipada tantas veces en muchas películas, es sobrecogedora, buena muestra de ello a través de esta escena, sin censura ni contención.

Ken Park (2002)


Ken Park es una película muy dura, que retrata las andanzas de cinco skaters adolescentes en California. Las escenas del chico masturbándose mientras se asfixia a propósito, un padre haciéndole una felación a su hijo o la escena del trío quedarán para la posteridad.

Otro filme que no es erótico, pero que es sexualmente explícito hasta los límites. La escena de autoasfixia es difícil de describir. El trío, fabuloso. Y esta, en la que el adolescente protagonista se enrrolla con la típica MILF, un calentón de los buenos.

Showgirls (1995)


Tan denostada por la crítica como encumbrada por el culto, Showgirls cuenta la historia de Nomi Malone (Elizabeth Berkley), una chica que llega a Las Vegas con la intención de convertirse en estrella de la noche.

La película es sexo. Desnudos a tutti. Y sin embargo, lo más erótico es este beso lésbico. Sutil, prohibido. El resto de escenas (con alguna demasiado exagerada) también son ardientes, pero siempre con el trasfondo de la atracción latente entre las dos protagonistas.

Antichrist (2009)


Narra las vivencias de unos padres tras la muerte de su hijo y su particular historia de superación. Dirigida por Lars Von Trier y protagonizada por Willem Dafoe y Charlotte Gainsbourg, también es una cinta cargada de sexo.

Es un dramón, de los que sacan las tripas, repugnan, revuleven. Mucho maltrato (consentido) para superar la pérdida. Lo mejor, ser capaz de describir el sexo como método de evasión de la realidad.

Nymphomaniac (2013)


La cinta, protagonizada por Charlotte Gainsbourg y dirigida también por Lars Von Trier es la historia de una mujer adulta, que después de haber sido agredida en un callejón se encuentra con Seligman (Stellan Skarsgard), un transeúnte cincuentón. Tras llevarla a casa y curarla, Joe (Gainsbourg) cuenta de primera mano a su interlocutor sus vivencias en el sexo durante los últimos 50 años. Ella misma se declara ninfómana.

Gainsbourg no rodó la mayoría de las escenas de sexo. Eso es trampa, y no gusta.  Pero sí gusta, y mucho, este beso. Un deseo de ‘sí pero no’ que se refleja en toda la película, en este caso, con mucha más sinceridad y sin nada de culpa.

Shame (2011)

La película cuenta la historia de Brandon Sullivan (Michael Fassbender), un solitario tipo que es adicto sexual. Además, su hermana Sissy (Carey Mulligan) se irá a vivir con él, acrecentando el problema de Brandon, ya que tienen una relación un tanto extraña para ser hermanos.

Fassbender es ‘El Empotrador’. La película no aporta nada realmente nuevo en cuanto sexo (aunque hay mucho), pero en la sutileza está su verdadero erotismo. Esta escena de masturbación en la ducha refleja la agresividad contenida de un personaje obsesionado con el sexo.

Irreversible (2002)
Irreversible narra una historia reversible. Comienza por el final, y a lo largo de 13 actos se presentan las escenas de la violación de una mujer y la posterior venganza por parte de su novio.

Monica Belluci y Vincent Cassel eran pareja en 2002. Esto se nota en la película y sobre todo en esta escena. Una escena de cama cualquiera, de una pareja normal, con complicidad, sin poses favorecedoras, pero con una química que derretiría un iceberg.

Secretary (2002)


Lee Holloway, encarnada por Maggie Gyllenhaal, es una insegura y torpe chica que acaba de salir de un hospital por un episodio de automutilación. Después de incorporarse al mundo laboral, comienza a trabajar para un abogado, Edward Grey, con quién iniciará una relación de dominación y sumisión.

Sadomasoquismo sin tregua. Casi sin tregua, porque en esta película donde reina la sumisión también hay espacio para caricias tan estimulantes y tiernas como la siguiente. En la retina queda también la cena (si la has visto, sabrás por qué) donde se demuestra que para el juego de la dominación no hace falta estar desnudos.

Fuente: ‘gonzoo.com/creadores/story/diez-peliculas-que-si-nos-ponen-cachondos-2627/’

Etiquetas: , , ,

Categorías: Noticias